Miércoles 17 de Enero del 2018

Hernán Yzurieta hace un balance de 2017 y habla del año que se viene

El intendente Hernán Yzurieta, el jueves, en su despacho, durante la entrevista que mantuvo con  EL COLONO

El intendente Hernán Yzurieta, el jueves, en su despacho, durante la entrevista que mantuvo con EL COLONO

En vísperas del fin de 2017, el intendente Hernán Yzurieta habló con EL COLONO sobre el año que se fue y lo que se viene en 2018.

-¿Qué evaluación hacés de este 2017 que está a horas de llegar?

-Cuando uno mira lo que pudimos hacer desde el Municipio, uno está conforme: pudimos ejecutar gran cantidad de obras pendientes con financiamiento del Fondo de Infraestructura; pudimos acompañar y contener a las instituciones que fueron necesitando una mano durante el año; y creo que en lo que tiene que ver con la función de la Municipalidad, uno tiene una satisfacción, porque a pesar de todo pudimos lograr la gran cantidad de objetivos que nos habíamos puesto.

-Sin embargo eso no se tradujo en el apoyo de la comunidad a la hora de las elecciones.

-Hay que separar en etapas. Por un lado creo que hemos cumplido; y después, en la cuestión electoral, la realidad es que sacamos casi el 50% de los votos, pero hemos perdido la elección. Es un gran apoyo, pero perdimos la elección. Creo que lo más preocupante, más allá de la gestión municipal y de la elección, tiene que ver con una cuestión social, que en definitiva uno siente que es algo que no puede contener la Municipalidad sola, que tiene que ver con decisiones provinciales y nacionales con impacto fuerte en la comunidad.

-Que, paradójicamente, esa comunidad respaldó ampliamente a Cambiemos.

-También es cierto que más del 40% es un amplio respaldo. Pero, más allá de la cuestión electoral, uno tiene que hacer un análisis de la situación real de la comunidad, que hoy es compleja desde las tarifas, dificultades para poder llegar a fin de mes de muchas más familias, de no poder pagar el alquiler; y todo eso tiene también su impacto en la Municipalidad. Pero lo electoral va por otro lado: uno tiene que reconocer que han ganado, pero también es cierto que la situación social ha desmejorado muchísimo: cuando uno piensa en los jubilados, ellos no están mejor; ni hablar de la última ley sancionada que condiciona el último año y el futuro también. Cuando uno habla del comercio, también está pasando por un momento complejo; cada uno de los sectores productivos está complicado y eso hace impacto en la municipalidad, más allá de la elección. Hay una angustia sobre muchos temas que no se acaban de resolver.

-¿Qué pasará tras la aprobación del Presupuesto sin la ordenanza complementaria que te permite reasignar partidas?

-La oposición generó esa modificación que impide el traspaso de partidas; hoy estábamos mirando eso porque hay cuestiones que sufren modificaciones constantemente: el combustible, los anestesistas…Cosas que uno tiene que hacerse cargo y que surgen modificaciones; porque uno proyecta pero durante el año se va modificando, así que esto condiciona un poco… Vamos a hablar con el Tribunal de Cuentas para ver cómo podemos resolverlo de la mejor manera; pero sí condiciona porque lo escrito no es matemático: uno presupone que va a pasar algo, pero durante el año hay situaciones que hacen que vayas cambiando el rumbo, y en este caso esas situaciones no las vamos a poder acompañar con las cuentas. Si tenemos alguna situación con algún gasto más importante no podríamos sacar una partida para atenderla.

-La otra modificación importante fue sobre la cantidad de sueldos mínimos que cobran los directores…

-Nosotros habíamos planteado que hay que hacer un esfuerzo; entonces los subsecretarios pasaban a hacer directores, y en ese traspaso perdían 5 mil pesos. No lo autorizaron, y ahora pierden 10 mil…

-En este caso la oposición decide sobre cuánto gana un funcionario, arma su propio festejo por el Día del Niño, por la Navidad; es como si gobernaran en paralelo. ¿Lo sentís así?

-La verdad que no; no lo siento así porque si uno hace un poco de historia nosotros también hemos generado desde nuestro espacio movidas en los barrios, y es parte de la política. No lo tomo de esa manera; en los presupuestos nos ha tocado ser oposición y también planteamos modificar. Quizás cuando uno está en la oposición ve las cosas y las analiza de una manera, y hasta puede haber alguna chicana política; pero siendo honesto no me parece que hagan una actividad y esté mal. Si nosotros también lo hemos hecho cuando no éramos gobierno y trabajábamos con alguna feria, con lo del Banquito… se hacen cosas; y si en el camino a alguno le sirve la actividad que se hace, está bien. Sinceramente no me pone mal porque nosotros también intentábamos ser visibles; si no era con un recital era con una jornada o un microemprendimiento.

-Y les dio resultado. ¿Cómo creés que van a ser estos dos años con estos botones de muestra que hubieron en tres o cuatro meses?

-Como en todo Municipio que tiene un Concejo en contra va a requerir de más diálogo, va a llevar más discusión; y en eso tenemos responsabilidad los dos espacios en generar las condiciones para el diálogo, y no nada más que reclamarlas. Pero no veo nada que sea demasiado grave; sí discusiones, sí cosas más incómodas que antes, porque uno planea algo y se modifica, y si lo podemos acordar, bien. Si vemos que sólo es poner trabas, que condicione a la comunidad, también lo diremos; y le vamos a decir a la comunidad por qué nos condicionan.

-Se está por tratar el aumento de tasas.

-Nosotros planteamos que nos parece sensato un 30% de aumento; hoy se mueve el dólar a más de 19, eso lleva suba en los combustibles y en otros insumos que utilizamos, y la oposición está planteando un 18%. Tenemos varios días para trabajar y hacer comprender que lo que estamos planteando no es ninguna locura, porque la Provincia aumentó cerca del 50, 55% del Inmobiliario; y tenemos días para seguir charlándolo. Ahora si no tengo posibilidad de modificarlo y terminamos perdiendo tres o cuatro millones de pesos en el año, habrá cosas que el Municipio no las podrá hacer, y nosotros vamos a ser claros a la hora de decirlo.

-Hubo un cacerolazo por todas las medidas antipopulares que está tomando el Gobierno Nacional y Provincial, y no se vio que el Municipio esté acompañando esos reclamos.

-Si vos me decís que este fue un año bueno, yo te digo que no, que fue malísimo; pero por la cuestión social que no dependen de políticas públicas del Municipio. Nosotros intentamos contener todo lo que podamos; nosotros en campaña dijimos todo esto que iba a pasar y la gente igual acompañó, y por más que no nos guste tenemos que ser respetuosos de lo que la gente votó. Ahora, el día de la marcha yo fui; no estuve en la plaza de acá, pero estuve en Buenos Aires. Al cacerolazo local no fui, porque después parece que eso lo organiza el intendente y sus amigos.

-Te corriste del cristinismo más duro.

-Creo que estamos políticamente bien parados y expuestos. Sabemos qué nos gusta y qué no queremos; y la gran mayoría del peronismo, del kirchnerismo, plantear alguna idea que genere nuevas condiciones, porque no se puede seguir con los mismo, porque no da resultado. Tiene que haber una estrategia electoral de sumar espacios para ampliar y no quedarnos cerrados; y de hecho lo hemos hablado desde los más kirchneristas hasta los menos kirchneristas.

-¿Dónde estás partidariamente ubicado?

-Estamos dentro del kirchnerismo-peronismo, que tiene la gran responsabilidad de armar algo mucho más grande. No estoy clavado en un sector pensando que tiene la solución de todo, sino en un escenario donde intentamos que el espacio se amplíe. Tengo relaciones con los kirchneristas y con las nuevas autoridades del PJ; que, en definitiva, también hay diálogo entre ellos, porque Gustavo Menéndez habla con la ex presidenta y ella misma monitoreó todo.



Comentar

*

  •  

     

    PUBLICIDAD-ONLINE-1-marzo-17avisoPIPINASelcolonodigitalpatitas3
    PIPINAS VIVA

  • banner_top

  • TAMARA HAAS


  • 21.7°C

  • Banner RECT1

    1 (1)