Viernes 15 de Diciembre del 2017

Los muertos son siempre del mismo lado

Polo Márquez

Polo Márquez

En medio de un operativo represivo, el grupo comando Albatros, de la Prefectura Naval, mató por la espalda al joven activista mapuche de 22 años, Rafael Nahuel, y dejó dos heridos entre quienes habían tomado un predio ubicado en Villa Mascardi, que los indios reclaman como propio desde tiempos inmemoriales, antes de que la “Conquista del Desierto” los despojara de sus tierras.

Desde el Gobierno salieron prestos a decir que los mapuches portaban armas de grueso calibre, con la que dispararon a los efectivos; pero lo cierto es que los muertos son siempre del mismo lado.

Por caso: la muerte de Santiago Maldonado tras ser perseguido a balazos por la Gendarmería hasta que, desesperado, se internó en el río Chubut y murió ahogado y congelado; y ahora la del joven carpintero mapuche Rafael Nahuel.

¿Era necesario recurrir a un grupo comando como el Albatros que, dicho sea de paso, fue protagonista del sangriento levantamiento carapintada de 1990, para desalojar y perseguir a un puñado de indios que reclaman por la tierra, en una desproporcionada correlación de fuerzas?

Es más: ¿De quién es la tierra por la que luchan los desposeídos hasta de la propia intemperie? ¿De los mapuches o de las grandes compañías multinacionales? Mientras tanto, los muertos los siguen poniendo los condenados de la tierra, hijos de todas las calamidades y desgracias de la historia.



Comentar

*

  •  

     

    PUBLICIDAD-ONLINE-1-marzo-17avisoPIPINASelcolonodigitalpatitas3
    PIPINAS VIVA

  • banner_top

  • TAMARA HAAS


  • 33.1°C
    Soleado

  • Banner RECT1

    1 (1)